Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/ewakula1/public_html/configuration.php:2) in /home/ewakula1/public_html/includes/joomla.php on line 697

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/ewakula1/public_html/configuration.php:2) in /home/ewakula1/public_html/index2.php on line 118

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/ewakula1/public_html/configuration.php:2) in /home/ewakula1/public_html/index2.php on line 119

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/ewakula1/public_html/configuration.php:2) in /home/ewakula1/public_html/index2.php on line 120

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/ewakula1/public_html/configuration.php:2) in /home/ewakula1/public_html/index2.php on line 121

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/ewakula1/public_html/configuration.php:2) in /home/ewakula1/public_html/index2.php on line 122
Ewa Kulak - La Patasola
La Patasola
martes, 07 de febrero de 2006

La PatasolaYo soy más que la sirena;
En el monte vivo sola;
Y nadie se me resiste
Porque soy la Patasola.

En el camino, en la casa,
En el monte y en el río,
En el aire en las nubes,
Todo lo que existe es mío.


Como escribe el gran novelista y costumbrista colombiano Tomás Carrasquilla Naranjo, las Patasolas aparecieron en la mitología popular colombiana y sobre todo la antioqueña junto con el inicio de los trabajos de descuajamiento de las selvas tropicales, una verdadera lucha entre el hombre y la naturaleza. La Patasola es la personificación de la selva donde el hombre está solo, porque las mujeres no participan en estas faenas tan duras: tiene la cabellera enmarañada (ramajes) y una sola pata (tronco del árbol). Cuando los hacheros o mineros se pierden en la selva, los campesinos colombianos dicen: “Se lo llevó la Patasola”.

Hay varias leyendas acerca de la aparición de la Patasola. Una cuenta que la Patasola fue una mujer muy bella y deseada por los hombres, pero perversa, cruel e infiel. Cuando su esposo la encontró con otro hombre, le cortó una pierna con un hacha y mató al amante. Luego, la llevó al centro de la selva y allá la dejó abandonada para que muriera lentamente y así pagara por su infidelidad.

Otra leyenda dice que para terminar con las maldades de esta mujer perversa, se le amputó una pierna y se la quemó en una hoguera hecha con tusas de maíz. A consecuencia de la amputación, la mujer murió y desde entonces vaga por las montañas gritando en busca del consuelo. Con esto engaña a las personas, las atrae y las devora.  

Otra versión dice que era una mujer que perdió una pierna por estar cortando leña un Viernes Santo, cuando supuestamente nadie debe trabajar. Por esto, quedó condenada a errar por el mundo.

La PatasolaLa Patasola es una figura femenina con una sola pata que termina con en una pezuña o una garra de oso. Sobre esta pierna avanza con mucha rapidez. Tiene un solo seno, brazos muy largos, boca grande y colmillos enormes. Vive en los montes, en las coronas de los árboles. Odia el machete y el hacha con el que le cortaron la pierna, el maíz del que hicieron la fogata y los animales domésticos: perros, caballos y bueyes que son amigos del hombre.

La Patasola tiene una capacidad enorme de metamorfosis. La gente que la vio cuenta que es una mujer hermosísima que da grandes saltos para poder avanzar con la única pata que tiene; perra de inmensas orejas; vaca negra y grande o la mariposa que se alimenta con la sangre de los niños o de los mujeriegos.

Como es de suponer, parece que en realidad el personaje fue inventado por los hombres celosos para asustar a sus esposas infieles, provocar terror, pero, al mismo tiempo, reconocer las bondades de la selva.

/Tomado del libro Mitos, Leyendas y Costumbres de los Andes Huilenses, Bolívar Sánchez Valencia/