Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/ewakula1/public_html/configuration.php:2) in /home/ewakula1/public_html/includes/joomla.php on line 697

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/ewakula1/public_html/configuration.php:2) in /home/ewakula1/public_html/index.php on line 251

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/ewakula1/public_html/configuration.php:2) in /home/ewakula1/public_html/index.php on line 252

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/ewakula1/public_html/configuration.php:2) in /home/ewakula1/public_html/index.php on line 253

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/ewakula1/public_html/configuration.php:2) in /home/ewakula1/public_html/index.php on line 254

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/ewakula1/public_html/configuration.php:2) in /home/ewakula1/public_html/index.php on line 255
Ewa Kulak - El mercado de los esclavos de Cartagena (Plaza de los Coches) " />
 
Lugares Fascinantes de Colombia
        Inicio arrow Lugares arrow El mercado de los esclavos de Cartagena (Plaza de los Coches)

El mercado de los esclavos de Cartagena (Plaza de los Coches) PDF Imprimir E-Mail
sábado, 14 de abril de 2007

"200 pesos por esta bonita negra de figura agradable y buena lavandera"
/Cartagena/

"Cambio muchacho mulato de 30 años, buen cocinero, sano, sin malos hábitos, por un negro, una mula, unos caballos o un carro"
/La Habana, Cuba/

"Buena ocasión: vendo muchacha mulata de 18 años, buena, recién llegada de la granja; sin malos hábitos, obediente. Valor: 500 pesos"
/Martinica/

"Mujer mulata de 26 años con bebé de 5 meses"
/Veracruz/

La ciudad de Cartagena es en la actualidad el lugar más lindo de Colombia, es un importante puerto de las Antillas, es una ciudad cultural y turística, llena de callecitas románticas y plazas pintorescas. Pero nadie olvida que Cartagena también guarda sus secretos negros y que en el siglo XVII fue el principal mercado de esclavos de toda la América hispánica.

Una de las huellas más palpables de este vergonzoso crimen de los europeos, que a mí me da escalofríos, fue la plaza* más grande de la ciudad conocida en la actualidad como la Plaza de los coches.

Imaginémonos esta época…

Una plaza amplia, rodeada por largas filas de balcones coloniales, con flores donde los vecinos se transmiten los últimos chismes y por donde entra la deliciosa brisa… Más adentro, solares y patios internos llenos de plantas y pozos de piedra con agua fresca. El olor omnipresente de sal y humedad. Afuera, el espeso ambiente de las calles estrechas, casi medievales, pequeñas plazuelas, iglesias de cúpulas renacentistas. El calor y el sol intenso.

Mercado de los Esclavos

En las calles, la gente hablando, los soldados arrastrando los largos cañones, carruajes de caballos, pregoneros, vendedores de frutas, lectores de los edictos del Tribunal de Inquisición; en el puerto, cargueros de mercancías, marineros, pordioseros y frailes, en las plazas, los comerciantes y funcionarios que hablan en el español andaluz o de canarias o en portugués. Los indios kalamarís o turbacos muestran silenciosos los collares y las baratijas. Gente que ríe, gente que canta, gente que llora.

Pero al puerto de la Cartagena colonial donde se reparan los barcos antes de cruzar de nuevo un Caribe rumbo a España donde los esperan los piratas y donde los barcos se cargan de oro, plata, maderas preciosas y esmeraldas se acerca un galeón…

De allí, bajan cientos de negros, hambrientos, enloquecidos por el sufrimiento y por el miedo. Vienen encadenados, llorando hacia el mercado público, denominado también de forma más simbólica "mercado de ébano" o, de manera más cruel, "mercado de carne humana".

Las condiciones a bordo son horrorosas y muchos africanos se enferman. Al no poder soportar el largo viaje, mueren. Los que sobreviven, piensan que los blancos los llevan para matarlos y que su sangre sirve para pintar las banderas de los barcos.

Pero la realidad es distinta.

En los principios del siglo XVII los conquistadores de Centro y Suramérica vivieron la crisis de su expansión. En efecto de matanzas de los indígenas empezó a faltar la mano de obra, lo que significaba un grave riesgo para la colonización del Nuevo Mundo. Cada vez se necesitaba más trabajadores para cultivar la tierra conquistada y para explotar las minas de oro. Al ver que no había suficientes indígenas, se determinó traer los esclavos negros de Guinea, Congo y Angola.

En esa época, Cartagena se convirtió en la cuna del mercado de esclavos del Nuevo Mundo. Mensualmente, desembarcaban allí unos mil esclavos. Los investigadores calculan que entre los siglos XVI y XIX a América fueron traídos entre doce y catorce millones de esclavos africanos. Eran perseguidos como animales en sus patrias, atados con cadenas y transportados en las calas oscuras, húmedas y apestosas de los barcos hasta el Nuevo Mundo. Los grandes puertos, mercados de esclavos, fueron: Cartagena de Indias, La Habana, Veracruz y Buenos Aires. A Cartagena llegaba más del 60% del tráfico de los esclavos. El traslado de esclavos del África al continente americano supuso la realización de más de 54.000 viajes de los barcos negreros. Según los cálculos, la tercera parte de la llamada "carga" se perdía por causa de enfermedades y agotamiento.

Esclavos



La mayoría de los esclavos que llegaron a lo que hoy es Colombia fueron llevados a las minas de Antioquia, Cauca y Chocó y a las plantaciones cercanas a Cartagena y Cali. Los africanos venían de las tribus mandinga, carabalí, mondongo. Sus nombres de proveniencia fueron usados por los españoles como apellidos impuestos.

Los historiadores de esta época presentan también los datos acerca de los precios de los esclavos en Cartagena. Se sabe que el valor que se pagaba por los esclavos dependía de su edad, salud y condiciones físicas para el trabajo. En África eran comprados por dos pesos y al comienzo del siglo XVIII, por ejemplo, por un joven, entre 16 y 18 años, se pagaba entre 150 y 250 pesos. Para comparar, una "casa de tapia y teja baja con una tienda" se vendía en 900 pesos. Una vez se determinaba el precio y se hacía el negocio, se procedía a marcarle la piel al esclavo con un hierro caliente, usualmente en el pecho (con la "R" de la Corona Real) y en la espalda con las iniciales del comprador. Sin embargo, algunos esclavos fueron marcados en el rostro.

A finales del siglo XVII, en Cartagena vivían cerca de 2.500 familias de origen europeo. El mercado de los esclavos fue la principal actividad mercantil durante todo el siglo. Los africanos reemplazaban muy rápido a los indígenas en las labores domésticas en casas de los blancos. Según el historiador Alonso de Sandoval de esta época, en el año 1627, por cada europeo que habitaba la ciudad, había siete personas de origen africano.

Esta es una de las más horrorosas historias de la ciudad de Cartagena.

En Colombia, la esclavitud fue abolida en el año 1852. Colombia fue uno de los primeros países latinoamericanos que expidió una ley para la liberación de la esclavitud, permitiendo que cualquier esclavo que llegara a su territorio quedara libre.

*A lo largo de la historia, la plaza tuvo diferentes nombres. Al principio, fue conocida con el nombre de "Juez". Más tarde, se llamó "El Esclavo", luego, "De Mercedes" y más adelante, "Plaza de la yerba". A finales del siglo XIX la Alcaldía de Cartagena dispuso que los vehículos se estacionaran a lo largo del Portal de los Dulces que encierra la plaza de un lado y tomó el nombre de "Plaza de los Coches". En el 1919 se le dio el nombre de "Plaza del Ecuador", para celebrar la firma en Cartagena del tratado de límites fronterizos entre Ecuador y Colombia.

Bibliografía:

 

 
< Anterior   Siguiente >







Design by: Astrolabio /

Sobre mí Apuntes de Ewa Kulak Álbum fotográfico de Ewa Kulak Contacto con Ewa Kulak Así es Colombia Costumbres colombianas Lugares en Colombia Personajes colombianos Leyendas colombianas Recetas colombianas Fotografías de Colombia Ir a la Galería Macondo Versión en español Wersja polska