Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/ewakula1/public_html/configuration.php:2) in /home/ewakula1/public_html/includes/joomla.php on line 697

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/ewakula1/public_html/configuration.php:2) in /home/ewakula1/public_html/index.php on line 251

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/ewakula1/public_html/configuration.php:2) in /home/ewakula1/public_html/index.php on line 252

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/ewakula1/public_html/configuration.php:2) in /home/ewakula1/public_html/index.php on line 253

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/ewakula1/public_html/configuration.php:2) in /home/ewakula1/public_html/index.php on line 254

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/ewakula1/public_html/configuration.php:2) in /home/ewakula1/public_html/index.php on line 255
Ewa Kulak " />
 
Leyendas de Colombia
        Inicio arrow Leyendas arrow Árboles del amor

Árboles del amor PDF Imprimir E-Mail
martes, 21 de noviembre de 2006

Supongo que los árboles del amor existirán en muchas partes del mundo, porque no se identifican con ninguna especie concreta.

Siempre los crea la imaginación de la gente…

Del primer árbol del amor escuché en un pueblo cubano donde pasé las vacaciones con mi abuela… Una tarde de julio 2000, me paré en la sombra de un árbol frondoso, llenísimo de flores de color naranja oscuro pegando hacia rojo, para observar los viejos carros americanos tan característicos de la isla. Un cubano que pasaba por la calle me dijo que estaba bajo el árbol del amor.

Árbol del amor en EspañaOtros árboles del amor conocí en el Parque el Retiro en Madrid, España y esta fue la especie de Ceris siliquastrum. Las flores rosadas y pequeñas de estos frondosos árboles salían en las ramas en grupos. Eran tan abundantes que cubrían casi por completo todo el árbol. Algunas personas dicen que el nombre de este árbol le dan las hojas que tienen forma de corazón.

Otros árboles de amor que encontré son: Aralia paperifer (de origen europeo) y Simporicarpium (de origen asiático) que crecen desde los países del Mediterráneo hasta Asia.

Pero los árboles del amor, como lo he constatando al principio de este artículo, aparecen en todas partes del mundo, ya que su nombre y sus historias siempre dependen de la fantasía e imaginación humana.

En México, por ejemplo, existe hasta una leyenda relacionada con esta planta, árbol del amor denominado oralia. La leyenda cuenta que en el pleno centro de la ciudad de Zacatecas, en frente al ex convento de San Agustín se encuentra una plaza y en ella, el famoso árbol del amor. Alrededor del año 1850, en una de las casas coloniales que rodeaban la plaza, vivía Oralia, una hermosa jovencita cuyo nombre dio origen a la denominación popular del árbol. Oralia estaba enamorada de dos hombres: del pintor francés Philippe Rondé, un hombre educado, bello, cortés y lleno de modales y del pobre, pero muy noble minero, Juan, que soñaba con encontrar en la mina una brillante veta de plata para ofrecérsela a su amada.

Por las tardes, Juan acompañado de su burro, le llevaba a Oralia el agua para que ella pudiera regar el árbol de la plaza cuidado con tanto esmero. Pero Oralia no solamente se sentaba en la sombra del árbol con él. Lo hacía también con Philippe para escuchar las historias que este le contaba sobre su lejana patria. Juan sufría en silencio, pero estaba consciente de que lo que lo separaba de su amor eran las barreras sociales. Por esta razón, trabajaba muy duro en las minas abandonadas, tratando de buscar la plata.

Pero un día llegó el momento en el que la mujer se cansó de estos dos amores. Empezó a comparar a los dos hombres que representaban los dos mundos muy opuestos para escoger a uno. Se sentó en silencio bajo el árbol y lloró sin saber qué hacer. De un momento a otro, el árbol soltó las lágrimas que al tocar las manos de Oralia se convirtieron en un racimo de blancas flores. Oralia recuperó la paz y decidió que el amor de su vida será el pobre minero, Juan.

Al día siguiente, el francés llegó a la casa de Oralia con una noticia inesperada. Tenía que partir a su país. Oralia, tranquila, comprendió que había tomado una decisión correcta. Mientras tanto, en la profundidad de la mina, Juan vislumbró un suave brillo. Esta fue la veta que tanto buscaba. Apenas llegó a la plaza para contarle de lo sucedido a Oralia, otra vez las flores blancas del árbol empezaron a caer en cantidades enormes. Desde entonces, los mexicanos enamorados consideran de buena suerte refugiarse bajo las ramas del árbol del amor.

Árbol del amor en Colombia y CubaAquí, en Colombia, también encontré el árbol del amor, el mismo que vi hace unos años en Cuba llamado Flamoboyera. El árbol del amor colombiano crece en la cordillera que separa a Bogotá del Valle del Cauca.

Allí, las montañas son verdes, pero de vez en cuando uno vislumbra una mancha roja. Este es el árbol del amor, mi árbol favorito, que no es ni muy grande, ni muy alto, pero me gusta, porque es muy especial, siempre llama mi atención, cuando conduzco el carro por los Andes colombianos hacia Cali. Le tengo un cariño muy especial, porque constituye una parte irremplazable de este paisaje latinoamericano tan querido y le da a este verde tropical un toque de pasión... La misma pasión que tuve oportunidad de encontrar en este lejano país.

 
< Anterior   Siguiente >







Design by: Astrolabio /

Sobre mí Apuntes de Ewa Kulak Álbum fotográfico de Ewa Kulak Contacto con Ewa Kulak Así es Colombia Costumbres colombianas Lugares en Colombia Personajes colombianos Leyendas colombianas Recetas colombianas Fotografías de Colombia Ir a la Galería Macondo Versión en español Wersja polska