" />
 
Costumbres de Colombia
        Inicio arrow Costumbres arrow A la fiesta colombiana no llegues a la hora prevista. Demórate una horita más…

A la fiesta colombiana no llegues a la hora prevista. Demórate una horita más… PDF Imprimir E-Mail
miércoles, 30 de agosto de 2006

En Colombia nadie llega a una fiesta a la hora que es. La verdad es que no sé si ser puntual está de mal gusto o no es común llegar a la hora que nos dicen.

En mi país, Polonia, somos súper puntuales. Si nos invitan a las 4h00 p.m. estamos en la puerta a las 3h55 p.m. y timbramos a las 4h00 p.m. en punto. Mi abuela tiene su costumbre de llegar media hora antes, lo que a veces complica un poco las cosas.

En Colombia todo está al revés. Los colombianos son despreocupados, no se azaran, viven tranquilos, sin estrés y… sin reloj. El mundo no se acaba si llegan con un poco de retraso. Al principio de mi estadía en este país, me estresaba mucho, cuando alguien me invitaba a una fiesta, por ejemplo a las 8 de la noche, para llegar a tiempo. Mario nunca demostraba mucha prisa y a la hora del supuesto inicio de la fiesta, estaba apenas tomando la ducha. Finalmente, siempre llegábamos con mínimo una hora de retraso. El colmo fue cuando llegamos una vez a la fiesta organizada por una amiga mía, Anita, polaca casada con colombiano, con 4 horas de retraso por culpa de Mario (por supuesto). Yo estaba toda enojada con él, pensando que ya todo el mundo se había ido a la casa y cuando llegamos, los invitados apenas empezaban a reunirse.

Llegar a una fiesta en Colombia a la hora prevista no está muy bien visto. Si te invitan a las 8 p.m., no llegues a las 8 p.m., porque lo más probable es que el dueño de la casa todavía se estará bañando, vistiendo o apenas regresando del supermercado con las compras.

Esta costumbre no es muy grata, sobre todo cuando uno organiza una fiesta y la gente llega a cualquier hora que le dé la gana. Tengo un muy buen amigo colombiano, Jaime, que es muy incumplido y siempre llega varias horas más tarde de la hora acordada. Pero ya le tengo la solución. Cuando organizo algo, siempre le digo que la fiesta empieza dos horas antes para que el logre llegar a tiempo. ¡Y funciona! Hasta su novia mantiene la mentira…

Desde hace rato, como buena colombiana, llego a las fiestas mínimo una hora más tarde y nadie me mira mal, nadie se enoja, nadie comenta nada. Todo está normal, porque un colombiano sabe que no está muy común llegar a una fiesta a la hora prevista.

 
< Anterior   Siguiente >







Design by: Astrolabio /

Sobre mí Apuntes de Ewa Kulak Álbum fotográfico de Ewa Kulak Contacto con Ewa Kulak Así es Colombia Costumbres colombianas Lugares en Colombia Personajes colombianos Leyendas colombianas Recetas colombianas Fotografías de Colombia Ir a la Galería Macondo Versión en español Wersja polska