" />
 
Lugares Fascinantes de Colombia
        Inicio arrow Lugares arrow Desierto de la Tatacoa: El jardín que se convirtió en desierto

Desierto de la Tatacoa: El jardín que se convirtió en desierto PDF Imprimir E-Mail
martes, 04 de julio de 2006

Saliendo de Neiva (Huila) hacia el norte nos encontramos con uno de los escenarios naturales más atractivos de Colombia: el desierto de la Tatacoa que ocupa el área de 330 kilómetros cuadrados de tierra de color ocre con pincelazos del verde cactus.

La Tatacoa o Valle de las Tristezas, como lo llamó en 1538 el conquistador Jiménez de Quesada, no es justamente un desierto, sino un bosque seco tropical. Su nombre Tatacoa proviene de las serpientes cascabel inofensivas y de color negro que habitan esta región, llamadas tatacoas.

Desierto de la TatacoaComo lo revelan los científicos, la Tatacoa durante el período terciario fue un jardín con miles de flores y árboles que poco a poco se ha ido secando para convertirse en un desierto. Dentro de esta región erosionada por el viento, hallaremos fósiles de moluscos de más de millones de años. Es por eso que el desierto es muy visitado especialmente por los geólogos y paleontólogos que encuentran aquí un verdadero paraíso para sus investigaciones.

La leyenda sobre la Tatacoa dice que la temperatura que se vive allí es tan alta que es posible cocinar un huevo si se lo entierra bajo la arena.

Desierto de la TatacoaA pesar de lo inhóspito que puede parecer un desierto, la Tatacoa luce con dos colores predominantes que pertenecen a dos épocas de la formación de la Tierra: el rojo y el gris y está llena de vida animal y vegetal que se adaptó de manera perfecta a las condiciones mínimas de humedad y a las altas temperaturas. Encontraremos allí: tortugas, roedores, serpientes, arañas, escorpiones, águilas, lagartos y tigrillos que comparten este espacio escondiéndose en la tierra seca y entre los cactus que alcanzan hasta cuatro y cinco metros de altura.

Esta silenciosa región de un aspecto fantástico está habitada por unas 300 personas reunidas en familias pastoras de cabras y ganado. El agua lo obtienen cavando pozos en la tierra. La Tatacoa sigue viva gracias a la estación de lluvias que corresponde a los meses de abril, mayo, octubre y noviembre, recordando su pasado de jardín verde y frondoso, lleno de flores y pájaros escondidos entre los árboles.

 
< Anterior   Siguiente >







Design by: Astrolabio /

Sobre mí Apuntes de Ewa Kulak Álbum fotográfico de Ewa Kulak Contacto con Ewa Kulak Así es Colombia Costumbres colombianas Lugares en Colombia Personajes colombianos Leyendas colombianas Recetas colombianas Fotografías de Colombia Ir a la Galería Macondo Versión en español Wersja polska