" />
 
Lugares Fascinantes de Colombia
        Inicio arrow Lugares arrow Instituto Caro y Cuervo: donde cada filólogo quiere estudiar

Instituto Caro y Cuervo: donde cada filólogo quiere estudiar PDF Imprimir E-Mail
jueves, 03 de noviembre de 2005

Para mí, como filóloga de la lengua castellana, siempre ha sido un sueño poder desarrollar los estudios en el centro tan prestigioso como es el Instituto Caro y Cuervo en Bogotá. A lo largo de toda mi carrera, en Poznan (Polonia) y en Valladolid (España), varias veces hojeaba los libros y las revistas, entre ellas Thesaurus, editados en Colombia, con el signo del Instituto.

Al principio del año 2004, el gobierno colombiano me ha concedido una beca que me permitía entrar al Instituto Caro y Cuervo a estudiar lingüística de la lengua española, dentro del marco del seminario Andrés Bello. Allí, en la preciosa casa colonial que pertenecía históricamente al señor Rufino José Cuervo, en la Candelaria, frente al Museo Militar, estudié un mes y por razones independientes a mi persona tuve que retirarme y suspender las clases.

El Instituto Caro y Cuervo es una institución científica que realiza las labores al servicio de la lengua, la educación y la cultura, siendo el centro más destacado y respetado del mundo de estudios filológicos entre los pueblos de la raíz hispánica.

Los filólogos y los amantes de la lengua española cuentan actualmente con dos edificios pertenecientes al Instituto. Uno de ellos se encuentra en el centro histórico de la capital colombiana, en la Candelaria, y el otro, en las afueras de Bogotá, en Hierbabuena. Allí, en medio de un gran parque que, indudablemente influye muy positivamente en las mentes de los filólogos, está la antigua casa del presidente José Manuel Marroquín y su esposa Matilde Osorio.

El edificio ha sido convertida en los años 60 en el centro de estudios sobre la lengua castellana. La casa cuenta con la mayor colección del país especializada en lingüística de: filología romana, literatura y crítica literaria. Las estanterías albergan más de 103.000 títulos, de los cuales se resaltan tesoros como la primera edición del Diccionario de la RAE (1732).

La leyenda dice que de vez en cuando aparece por allí el fantasma de doña Matilde, la esposa de Marroquín, que desapareció un día y como único rastro dejó un mechón de pelo en la orilla del río. Los vigilantes de la propiedad sostienen que no es una leyenda, que ellos mismos la han visto.

 
< Anterior   Siguiente >







Design by: Astrolabio /

Sobre mí Apuntes de Ewa Kulak Álbum fotográfico de Ewa Kulak Contacto con Ewa Kulak Así es Colombia Costumbres colombianas Lugares en Colombia Personajes colombianos Leyendas colombianas Recetas colombianas Fotografías de Colombia Ir a la Galería Macondo Versión en español Wersja polska