Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/ewakula1/public_html/configuration.php:2) in /home/ewakula1/public_html/includes/joomla.php on line 697

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/ewakula1/public_html/configuration.php:2) in /home/ewakula1/public_html/index.php on line 251

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/ewakula1/public_html/configuration.php:2) in /home/ewakula1/public_html/index.php on line 252

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/ewakula1/public_html/configuration.php:2) in /home/ewakula1/public_html/index.php on line 253

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/ewakula1/public_html/configuration.php:2) in /home/ewakula1/public_html/index.php on line 254

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/ewakula1/public_html/configuration.php:2) in /home/ewakula1/public_html/index.php on line 255
Ewa Kulak " />
 
Lugares Fascinantes de Colombia
        Inicio arrow Lugares arrow Bojacá: donde se bautizan los carros

Bojacá: donde se bautizan los carros PDF Imprimir E-Mail
martes, 18 de octubre de 2005

Iglesia de BojacáHablar de Bojacá escuché por primera vez en una película colombiana titulada El carro. Los protagonistas, después de adquirir un viejo Chevy rojo, iban a este famoso pueblo a bendecir su vehículo y pedir para el automóvil toda la suerte divina. Más adelante, es decir hace una semana, cuando junto con Mario entramos al gremio de los propietarios de “las cuatro ruedas”, fieles a la tradición cundiboyacense, el primer viaje lo emprendimos a Bojacá a bautizar nuestro nuevo Renault Twingo.

Bojacá, envuelto en la neblina gruesa que cubría los cerros, de los indígenas no tiene mucho. Solamente su nombre, que en la lengua chibcha significa cercado morado (‘boxio’ – morado y ‘ca’ – cercado). Este pueblo de apenas seis mil habitantes sostiene una fuerte tradición hispánica relacionada con la religión, una de las hullas más visibles de la colonización del Nuevo Mundo.

Virgen de la SaludLo más lindo de Bojacá es su plaza que a la vez remite al centro de una antigua aldea española y provoca una sensación de hallarse muy lejos de la congestionada época actual. Las anécdotas sobre el pasado del pueblo son las mismas que se escuchan en cualquier pueblo del país: que el Libertador se alojó una noche en una esquina de la plaza durante una de sus campañas, que en la iglesia se casó un ex presidente de cuyo nombre es imposible acordarse, que en la época de la Violencia el toque de queda era a las seis de la tarde. Pero lo más importante y lo que realmente le da la fama a este pueblo, es la figura de Nuestra Señora de la Salud.

Es por ella que todos los fines de semana Bojacá se llena de vehículos usados y nuevos, chivas y marcas exclusivas. El sacerdote sale a la plaza y pregunta por el nombre que llevará el vehículo por toda la eternidad. Aquí se escucha toda una variedad de nombres como: Platón, Eurípides, Pom Pom, Cuchicuchi, Tomás y para variar Lunita que es nuestro. Luego, aparece la banda del pueblo y los carros quedan bautizados.

Pero Bojacá no son solamente los carros, sino por supuesto los peregrinos; peregrinos que llegan para participar en las misas, peregrinos que compran rosarios, escapularios, llaveros, crucifijos, botellas de agua bendita, medallas, pulseras contra el mal de ojo; peregrinos que llenan los dos restaurantes para probar la famosa: gallina criolla, fritanga y sancocho.

Nuestro Twingo LunitaFe, devoción y costumbre, esos son los pilares de Bojacá. Nosotros también, siguiendo el ejemplo de tantos colombianos, fuimos a Bojacá para bendecir el carro y lo logramos. Bautizamos el Twingo en una lluvia tropical muy religiosa y regresamos a Bogotá.

¿Y Bojacá? Sigue así como siempre, trashumante en su devoción, reconciliado entre lo humano y lo divino, porque mientras haya alguien en busca de un milagro, existirán los lugares dispuestos a acogerlo.

 
< Anterior   Siguiente >







Design by: Astrolabio /

Sobre mí Apuntes de Ewa Kulak Álbum fotográfico de Ewa Kulak Contacto con Ewa Kulak Así es Colombia Costumbres colombianas Lugares en Colombia Personajes colombianos Leyendas colombianas Recetas colombianas Fotografías de Colombia Ir a la Galería Macondo Versión en español Wersja polska