" />
 
        Inicio arrow Textos de Ewa Kulak arrow El marido de la peluquera (Le mari de la coiffeuse)

El marido de la peluquera (Le mari de la coiffeuse) PDF Imprimir E-Mail
sábado, 06 de agosto de 2005

Esta película francesa del año 1990, una de las mejores historias de amor del cine mundial, que tuve ocasión ver hace unos meses por pura casualidad en el teatro Gilberto Alzate Avendaño cerca de mi casa y de la que venía oyendo hablar desde hace rato, me pareció simplemente espectacular.

La película se parte en dos épocas. La primera, cuando el protagonista principal, Antoine, de unos doce, trece años visita a la peluquería del pueblo demasiadas veces de lo comúnmente establecido. ¿La razón? Vive enamorado y obsesionado de la bella peluquera y de sus senos blancos, perfectamente redondos, que se ven por el escote de la bata entreabierta. Vive encantado de su olor, la amabilidad y la dulce voz. Y cuando la mujer toca su pelo infantil, cierra los ojos y en este instante se siente el hombre más afortunado y feliz del mundo. Esta imagen mágica se queda en la mente del muchacho por toda la vida. Desde entonces jura a sí mismo que un día se casará con una peluquera.

Después de muchos años, ya siendo adulto, Antoine encuentra a la nueva peluquera, la mujer soñada, Matilde, que se convierte en su esposa, amante, confidente, estímulo y amiga y con la que decide pasar el resto de su vida.

Con una gran sencillez, ubicando a los protagonistas en el único escenario que es la peluquería, con pocos personajes y los diálogos absolutamente justos, el director Patrice Leconte consiguió hechizar al mundo entero con esta historia de amor suave y difícil, amor basado en las miradas y los silencios de una pareja de dos personas extremadamente solitarias que se aman por encima de todo y que no necesitan más en la vida que estar el uno junto al otro en su lugar perfecto, la peluquería.

La personalidad de Matilde y Antoine es difícil de comprender, pero ambos protagonistas actuados por Jean Rochefort y Anna Galiena, de una manera indescriptible recuperan la esencia del concepto del amor con todo su misterio, sensualidad y pasión.

Unos años después del estreno de la película el compositor de las Islas Canarias, Pedro Guerra, fascinado por esta historia la dedicó una dulce canción bajo el mismo título El marido de la peluquera.

 
< Anterior   Siguiente >







Design by: Astrolabio /

Sobre mí Apuntes de Ewa Kulak Álbum fotográfico de Ewa Kulak Contacto con Ewa Kulak Así es Colombia Costumbres colombianas Lugares en Colombia Personajes colombianos Leyendas colombianas Recetas colombianas Fotografías de Colombia Ir a la Galería Macondo Versión en español Wersja polska