" />
 
Así es Colombia
        Inicio arrow Así es Colombia arrow Profesión – sicario

Profesión – sicario PDF Imprimir E-Mail
domingo, 07 de noviembre de 2004

SicarioLa palabra sicario apareció en la lengua española en el siglo XV, como sinónimo culto de asesino.

En Colombia se mata a 30.000 personas al año. La primera causa de muerte, por encima de cualquier enfermedad y accidente, es el asesinato que constituye la mayor industria legal con un presupuesto superior al del ejército y fuerzas de seguridad. Aquí nace la profesión, denominada, los sicarios.

Son los niños y jóvenes de la calle que se enrollan en el oficio estando aún en el colegio. Los muchachos siguen los estudios, igual que sus compañeros, van a la misa, como los demás colombianos ponen velas a los santos y antes de cometer el crimen rezan a la Virgen de los Sicarios que es su madre comprensiva que santifica con su silencio la labor de los niños asesinos. Luego, realizan su trabajo arriesgado, pero a cambio alcanzan para sus familias un nivel de vida digno, superior al que se obtiene dedicándose a cualquier otro oficio.

SicarioEn los pueblos del norte del Valle del Cauca, donde se da una explosiva mezcla de narcotráfico, paramilitares y bandas de delincuentes que producen los niveles de violencia muy altos, aún para los estándares de Colombia, y donde la vida no vale nada, surgió el fenómeno de las escuelas de sicarios y los campos de entrenamiento de pistoleros de los narcos.

Los cursos prácticos empiezan por matar los perros en las fincas. La graduación como sicario exige asesinar a una persona cualquiera con la condición de que la situación implique algún grado de riesgo y exposición. La prueba final, es el deber de asistir al entierro de la persona asesinada para constatar que nadie había visto al sicario cometiendo el crimen. Cumplidos estos trámites, el niño ya se convierte en un sicario profesional.

SicarioSu destino también es cruel. Duran en este oficio uno o dos años, como guardaespaldas de los narcos. Los sicarios, denominados, ángeles de la muerte, siempre van de dos, montados en veloces motocicletas, desde las que disparan a sus víctimas para luego fugar con inédita rapidez. Son niños que matan casi sin percibirlo. Se les paga entre 1500 y 2 mil dólares mensuales, pero después los mismos jefes los mandan a matar para guardar sus secretos. Y la historia empieza otra vez, con los otros muchachos de las familias necesitadas.

 
< Anterior   Siguiente >







Design by: Astrolabio /

Sobre mí Apuntes de Ewa Kulak Álbum fotográfico de Ewa Kulak Contacto con Ewa Kulak Así es Colombia Costumbres colombianas Lugares en Colombia Personajes colombianos Leyendas colombianas Recetas colombianas Fotografías de Colombia Ir a la Galería Macondo Versión en español Wersja polska